• En la compra de 2 botes o más recibe 10% OFF + Envío Gratis a todo México

Como mejorar tu alimentación con probióticos para la lactancia materna

en October 02, 2020

probióticos y lactancia materna

Hace un tiempo, se pensaba que un recién nacido era como una pequeña personita estéril, que nacía sin microorganismos buenos ni malos, que con el pasar de los días iba siendo invadido por “bichitos” del entorno y por supuesto de la madre. También se pensaba que la leche materna era estéril, claro ¿Cómo iba a estar “contaminado” un alimento tan perfecto? ¿Cómo una alimentación con probióticos en la madre durante la lactancia iba a tener el poder de cambiarlo?

Hoy, derribaremos estos mitos…

N°1: El bebé no nace estéril, al contrario, desde el momento de la gestación comienza a incorporar microorganismos provenientes de la madre y así forma su propia microbiota.

N°2: La leche materna no es “pura”, está compuesta por microorganismos provenientes de la madre y se traspasan de esta forma al bebé. ¡Estudios demostraron que el calostro (primera leche que sale de la glándula mamaria) también tiene estos microorganismos!

¿Cuáles son los beneficios de consumir probióticos si estoy amamantando?

El consumo de probióticos exclusivo para mujeres en momentos de lactancia contribuyen tanto a tu bebé como a ti, a mantener un estado de salud óptimo, ¿Cuál es la razón?

  • Los componentes de los probióticos aportan beneficios para proteger a tu bebé de enfermedades e infecciones; es decir, tu bebé tendrá menos probabilidades de padecer bronquitis, colitis, infecciones al oído y enfermedades del tipo bacterianas o virales.
  • La leche materna contiene prebióticos que son el alimento para los microorganismos buenos (probióticos), por lo tanto es un simbiótico, convirtiéndose en la razón principal por la cual juntos mantienen el equilibrio dentro del cuerpo.
  • Aumentar los microorganismos buenos que están presentes de forma natural en la leche materna, en especial los Lactobacillus son beneficiosos para la salud del lactante por su función inmunorreguladora y antiinflamatoria.
  • Además, el consumo de probióticos trae beneficios para tu salud, contribuyendo a mantener el nivel adecuado de prolactina (hormona encargada de la producción de leche) y retardando la aparición del período menstrual, manteniendo así,  los niveles de hierro estables. ¡Sin dudas al final del día te sentirás más animada y con energía!

Recuerda! Tu estilo de vida tiene un papel crucial en la composición de la leche y por consecuente, influye en la formación de una flora intestinal saludable de tu bebé beneficiando tanto a su organismo como a su función inmune.

¿Cómo puedes evitar la mastitis con la lactancia materna?

Primero recordemos que la mastitis es una inflamación que se produce en la glándula mamaria, las causas pueden darse por obstrucciones del conducto mamario al no vaciar la mama por completo en cada toma o por infecciones provocadas por bacterias que acceden a través de una grieta en el pezón. Sumado a esto, una nutrición deficiente, aumentan los factores de riesgo de la mastitis.

Para prevenir la mastitis durante el periodo de lactancia, recomendamos:

  • Realizar tomas de forma frecuente. Si notas que tu pecho está más hinchado que lo normal, debes ofrecerle el pecho a tu bebé.
  • Consumir probióticos durante todo el proceso de gestación y lactancia, contribuyendo a evitar la colonización de bacterias dañinas para tu salud y de tu bebé.
  • Debido a que la mastitis se da por aparición de microorganismos que afectan a la mama, el uso de probióticos ayuda a recuperar el equilibrio bacteriano normal necesario para poder combatir la enfermedad.

Evitar el desajuste del ecosistema bacteriano.

Dada la importancia que tiene el balance de la nutrición de la madre para el niño, algunos autores aconsejan tomar probióticos para la lactancia materna (principalmente ricos en Lactobacillus y Bifidobacterias) aportando de esta forma microorganismos beneficiosos para la salud del bebé.

Por último, te recomendamos 3 consejos para que adoptes a tu vida y constituyas a mantener ese equilibrio tan deseado:

  1. Aprovecha tus tiempos libres para hacer actividades dedicadas exclusivamente para tí. Medita o simplemente relaja tu mente en silencio. 
  2. Organiza tus días desde la mañana y ten metas realistas, puede ayudarte a aliviar el estrés.
  3. Cuida tu alimentación, evita comidas procesadas o comidas rápidas y complementa tu alimentación con Pure Essentials +, compuesto de probióticos y prebióticos son el suplemento ideal para lograr el equilibrio en tu cuerpo durante la lactancia materna
En Newglo sabemos que ser mamá es una bendición pero también un rato y queremos ayudarte en el proceso, recuerda que cada cosa que hagas en tu día influirá sobre tu bebé, cuidarte a ti misma, es la clave lograr lo que te propongas!
VOLVER ARRIBA